Taller de Autobiografía y Memorias

En este taller encontrarás herramientas y planes de trabajo para escribir tus memorias, dejar un testimonio de tu historia familiar o personal, o simplemente disfrutar recordando el pasado y reflexionando sobre el presente.

Todas las clases incluyen:

–    Lectura de material autobiográfico de autores conocidos (artistas, escritores, personalidades públicas) y desconocidos.

¿Por qué de autores desconocidos? Porque la intención de este taller no es formar escritores, sino demostrar que cualquier persona puede escribir sobre su vida y que todos tenemos algo interesante o divertido que contar. Inventariando libros en la Biblioteca de Río Ceballos descubrí verdaderos tesoros: libros de viajes, autobiografías de pioneros, emprendedores, maestros, abogados, y en este taller comparto fragmentos de esas vivencias.  

–  Consignas de escritura sobre temas autobiográficos, con preguntas auxiliares para despertar y ordenar los recuerdos y hacer más fácil la elaboración del texto.

Módulo 1: Consideraciones sobre la escritura autobiográfica – Técnicas para potenciar la memoria y comenzar a escribir.

En las primeras clases, además de las consignas de trabajo y las lecturas autobiográficas hay contenidos teóricos básicos sobre la escritura autobiográfica. Los primeros ejercicios están orientados hacia la búsqueda del recuerdo y las herramientas elementales para narrarlo por escrito.

Módulo 2: Raíces y Vivencias

Durante las siguientes clases ordenaremos recuerdos personales y familiares, refrescaremos viejas anécdotas y nos reencontraremos con nuestros seres queridos, los lugares donde vivimos, la escuela, los amores…

La memoria en estado puro. Para disfrutar y emocionarse.

Duración aproximada: 10 meses.

La primera clase es SIN CARGO, un regalo mío para que veas de qué se trata esta propuesta, si te sentís cómod@ y si es lo que estás buscando.

Si te interesa, mandame un e-mail a graciela@grafernandez.com

 

Algunos testimonios de alumnos, de puño y letra: 

Noemí tenía, en el año 2011, 89 años. Dejó de asistir al taller porque se mudó a otra ciudad.

Más testimonios: