Tribulaciones de una madre abandonada

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Carlín dice:

    Otra vez me has hecho reir y emocionar.
    En tu historia, Crei ver reflejada a mi esposa tratando de hacer que nuestra cachorra (23 añitos) acomode su pieza, o por lo menos junte del piso lo que casi impide abrir la puerta de la habitacion.

    Muy lindo

    Carlin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: