Papá Gordo

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Farvelo dice:

    Apreciada Señora Fernandez, Por este medio deseo saludarle y a la vez sirvan mis lineas para disculparme por la publicacion de su tema sobre el piropo, sin citar los creditos correspondientes.

    Ya hice la correccion de lugar y de paso la felicito por sus logros y la elocuencia con que escribe.

    El tema me lo envió una colaboradora en octubre del 2005, y me pareció interesante. Nunca supe la fuente ni la procedencia. Asi es, que gracias por la aclaracion.
    Sin mas por el momento, Su servidor: Francisco Arvelo. (Farvelo)

  2. Qué suerte la tuya, Graciela. Yo tuve que caminar la vida sin papá. Todavía duele. Un beso Graciela

  3. Carlín dice:

    En los últimos días de diciembre del año pasado, muy poquito antes de navidad, mi viejo se fue al cielo. Y digo al cielo porque nadie más que el se lo merecía.
    Como vos tengo miedo de olvidar el sonido de su voz.
    Un día antes de su muerte hablé con el por última vez, en broma le dije: “viejo, cuidate, mirá que no vas a llegar al brindis”. Igual brindamos en navidad con el, como lo hacíamos siempre, sabíamos que estaba ahí, en cada uno de nosotros que no quisimos dejar de compartir esa fiesta que el disfrutaba.

    Gracias por tu linda historia.

    Carlin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *