Despacio, perros y niños sueltos

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Alberto dice:

    Agrego Candy, Chiki (pisada vilmente por un camión de la Pritty.. sabía abrir las puertas con su hocico) el Zico, que acompañaba a mis niños al Jardín de Infantes y les ayudaba a cruzar la ruta. Tambien disfrutaba del rio como solo un niño y un perro pueden hacerlo… snif…
    Gra. Soy Alberto, espero que no me eches muy rápido de tu estudio. Gracias.

  2. Dayana dice:

    Hola Graciela! después de algunos meses vuelvo a pasar por acá porque buscaba algún mail de contacto con vos y ¡Oh, sorpresa! ¡me encuentro con Ema por acá!
    Ema es la vaca piquetera que apoya al campo desde los blogs (además de ser fan de San Antonio Spurs, el equipo donde juega Ginobili en la NBA).

    Pero dejando de lado a nuestra querida Ema, el motivo del contacto es porque desde Atención Viandante, mi blog, estamos organizando una juntada literaria para este fin de semana en Unquillo y quería invitarte.

    El encuentro sería el domingo, tipo 5 de la tarde en Tierra, una especie de confitería/café que está frente a la casa de la cultura o municipalidad de Unquillo (tengo que confirmar los datos con los bloggeros de Unquillo que eligieron el lugar).
    El jueves a más tardar vamos a publicar el post correspondiente en Atención Viandante para que tengas la información certera.

    Saludos y ojalá podamos conocerte, ya somos unos 6 bloggeros interesados en la literatura los que nos juntamos.

  3. Bravo, Bravo, Bravo por la brigada, única brigada que no acepta coimas en dólares ( tal vez en huesos, habría que conversarlo)y que no abusa de su fuerza sin necesidad. Un beso Gracielaleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *